sábado, 18 de febrero de 2012

¿ES IMPORTANTE DEDICAR UN DÍA A LA LENGUA MATERNA?


          El próximo martes, 21 de febrero, celebramos el Día Internacional de la Lengua Materna. Sé que en algunos lugares este día pasa totalmente inadvertido y en otros -como en mi ciudad- será motivo de charlas, conferencias, manifiestos y hasta enfrentamientos dialécticos. Considero importante dedicar una pequeña reflexión a la necesidad de valorar y apreciar el patrimonio lingüístico y cultural de los pueblos (también podéis verla en el Dominical de El Faro de Ceuta):

             "Hace ahora doce años, la UNESCO declaró el 21 de febrero como “Día Internacional de la Lengua Materna”, por ser el mismo en que, allá por 1952, varios estudiantes fueron asesinados por la policía de Dhaka (capital de Bangladesh) cuando se manifestaban a favor del reconocimiento de su lengua, el bengalí (o bangla).
          La lengua lengua materna condiciona el pensamiento del individuo, configura una manera especial de observar la realidad y de organizarse y, finalmente, sienta las bases del desarrollo cultural, educativo y socio-laboral. La valoración y consideración que se hace de una lengua afecta a todos los ámbitos de la sociedad –desde la cultura a la política, pasando por la economía- y, especialmente, la educación. En este sentido, la comunidad internacional debería promocionar las distintas lenguas maternas, pues al menos 475 millones de personas analfabetas hablan lenguas minoritarias y viven en países donde en la escuela se utiliza como lengua vehicular una diferente a la materna. De no hacerlo, estas lenguas corren el peligro de que dejen de hablarse e incluso desaparecer, lo cual conllevaría un grave empobrecimiento cultural y bloquearía el diálogo intercultural. 
          Las lenguas –sobre todo las maternas- son también los instrumentos más poderosos para la preservación y el desarrollo del patrimonio cultural tangible e intangible de la sociedad. Por ello, toda iniciativa para promover la difusión de las lenguas maternas servirá no sólo para incentivar la diversidad lingüística y la educación multilingüe, sino también para crear mayor conciencia sobre las tradiciones lingüísticas y culturales e inspirar la convivencia. Por este motivo, iniciativas como la de dedicar un día a dar visibilidad a las lenguas maternas no son, en absoluto, baladíes, ya que no solo permiten sensibilizar y concienciar a la ciudadanía sobre los derechos etnolingüísticos o la educación multilingüe, sino que contribuyen a fomentar la solidaridad a través de la tolerancia. 

                 La lengua materna forma parte de la identidad de una persona y constituye para ella todo un referente emocional. Reconocer este hecho supone valorar el patrimonio cultural individual, mientras que no hacerlo refleja una forma de desigualdad social y de oportunidades". 

domingo, 12 de febrero de 2012

V CONGRESO INTERNACIONAL DE ÁRABE MARROQUÍ: DE LA ORALIDAD A LA ENSEÑANZA

Durante los días 27 y 28 de abril de 2012 se celebrará en Casa Árabe (Madrid) el V Congreso Internacional de Árabe Marroquí: "De la oralidad a la enseñanza" (también en facebook).
Aquí tenéis el programa definitivo para que le echéis un vistazo. El plazo para inscribirse finaliza el 20 de abril. 

lunes, 6 de febrero de 2012

#WERTGÜENZA

#Wertgüenza
Ayer, 5 de febrero, fuimos volcando en este hashtag de twitter nuestros comentarios, consignas, opiniones, sugerencias, etc. sobre las desafortunadas declaraciones del ministro de Educación, Cultura y Deporte. Puesto que sé que algunos y algunas me seguís desde fuera de España, os pongo al día:
“En ocasiones veo avalanchas marroquíes en el patio…” fue el primer comentario que puse en mi muro de facebook el martes 31 de enero, cuando supe que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, había respondido a la diputada del Arantza Tapia (PNV) que "difícilmente" era imaginable una situación más complicada respecto a la gestión de la educación que la de Ceuta y Melilla debido a la disparidad cultural del alumnado y la "avalancha marroquí" que va a "beneficiarse de una educación obligatoria y gratuita".
En primer lugar, considero que lo menos que puede hacer un ministro es informarse acerca de la situación socio-educativa de sus dos únicos territorios de gestión (sólo son dos ciudades que, en total, suman unos 145.000 habitantes). Estoy segura de que en “Alcalá, 34-36” tienen varios estudios recientes –elaborados tanto por personal investigador de diferentes universidades españolas como por el propio ministerio- sobre la realidad educativa y el fracaso escolar en Ceuta y Melilla.
En segundo lugar, como estadista, el nuevo ministro debería haberle echado un vistazo a las cifras de alumnado extranjero en nuestro sistema educativo. Si así hubiera hecho, sabría que en Ceuta el porcentaje de niñas y niños extranjeros que cursan la educación obligatoria es del 2,5 % (frente al 10 % de media), la cifra más baja de todo el territorio español.
Por último, espero que alguien le explique a Wert la diferencia entre nacionalidad (marroquí/española) y cultura (árabo-musulmana). En Ceuta casi el 73% del alumnado matriculado en centros escolares públicos posee una cultura y una lengua materna diferente a la oficial, lo que no resta nada a su nacionalidad: española, y muchísimo menos a su éxito en la escuela. Identificar el factor lingüístico como el principal problema de la educación refleja, además de desconocimiento, una simplicidad nada propia de quien se supone que ha de regir la Educación de un país. Poseer una lengua materna diferente a la oficial es una riqueza, no un problema. El "problema" es no saber gestionar la diversidad lingüística, no valorar y apreciar el patrimonio cultural y lingüístico de la mayoría del alumnado y no abordar la enseñanza del español como lo que es, una nueva lengua.